El virus que vino para quedarse

Search Dental Tribune

El virus que vino para quedarse

A raíz de la pandemia, se suscitó un gran interés por desarrollar colutorios efectivos contra el SARS-CoV-2 y sus variantes. (Foto: Pixabay)

jue. 4 agosto 2022

save

Desde el inicio de la pandemia me vino a la mente una reflexión que se convirtió en una de las mayores prioridades de mi vida laboral e investigativa: si lavarse las manos con agua y jabón evita la transmisión del virus del SARS-CoV-2, ¿por qué no usar jabón en la boca, donde sabemos que se concentra el virus en los primeros días de la infección?

La boca es un medio importante de infección y transmisión del SARS-CoV-2,, por lo que es fundamental incidir en el cuidado de la salud bucal para prevenir la Covid-19. Desde hace varios meses y hasta el día de hoy, vemos surgir variantes como la Omicron que preocupan debido a su tremenda velocidad de replicación y su evidente transmisibilidad, lo que está causando problemas en el sistema sanitario de muchos países del mundo.

Los colutorios o enjuagues bucales fueron desarrollados para prevenir la enfermedad periodontal, la caries, la halitosis o la candidiasis, entre otras patologías bucales. Antes de la aparición de Covid-19 era evidente que no existía gran interés en algunos de los microorganismos que son parte del microbioma oral. A raíz de la pandemia, se suscitó un gran interés en generar investigaciones que dieran con la creación de colutorios efectivos contra el SARS-CoV-2 y sus variantes.

Se ha sugerido el uso de colutorios para disminuir la carga viral de los pacientes antes de ser tratados en la consulta dental.

Las nuevas variantes del SARS-CoV-2 preocupan a la comunidad científica internacional, ya que aumentan la transmisión del virus causante de la Covid-19. La saliva de pacientes con Covid-19 contiene una elevada carga viral de SARS-CoV-2. Se ha sugerido el uso de colutorios para disminuir la carga viral de los pacientes antes de ser tratados en la consulta dental, o que el público use colutorios en eventos masivos. Es lógico que si la carga viral se encuentra en boca, saliva y garganta, el instaurar el uso de colutorios previo a la atención odontológica podría ser clave para reducir la contaminación de los dentistas y otros pacientes; recordemos que el mayor riesgo se debe a la proximidad paciente-dentista, la aerosolización y el contacto con fluidos orales durante la consulta odontológica.

El uso de enjuagues bucales para reducir la carga viral en la cavidad oral, especialmente la de SARS-CoV-2, fue una de las cuestiones que nos hizo pensar en la importancia de utilizar colutorios con efectividad científica comprobada contra virus de envoltorio como el SARS-CoV-2. Hoy día podemos ver investigaciones basadas en ensayos in vitro que respaldan la utilización de antisépticos para disminuir la carga viral de SARS-CoV-2 y otros tipos de virus como el H1N1 o el herpes simple. Se ha propuesto la formulación de enjuagues bucales "de diseño", basados en la acción selectiva de ciertos aceites esenciales en aislados bacterianos específicos y la no toxicidad para las células gingivales en concentraciones antimicrobianas activas. Esto haría que dichos enjuagues fueran más precisos en su acción antiséptica.

Los resultados de eficacia que se han obtenido de los estudios permiten pensar que estos hallazgos serían extrapolables a todas las variantes de SARS-CoV-2. (Foto: Pixabay)

Moléculas como el D-Limoneno, formulado junto con aceites esenciales, han presentado recientemente pruebas de su acción contra los virus de envoltura lipídica. En diciembre de 2021 se publicó una innovadora investigación en la revista científica Healthcare que confirmaba que un nuevo colutorio destruía el virus rompiendo la membrana que lo envuelve, impidiendo así que infectara a las células. Para el protocolo de este estudio se utilizaron hisopos nasofaríngeos positivos a SARS-CoV-2 medidos por RT-PCR para la actividad virucida en una proporción 1:1, con un tiempo de incubación de 1 minuto, los autores compararon diferentes formulaciones de colutorios y se demostró que el D-Limoneno Bioencapsulado es el responsable de más del 95% de la efectividad de este producto llamado XYNTRUS; los resultados arrojan datos estadísticos que expresan una reducción de la actividad virucida en unos 6 logs (>99,999% de reducción).

XYNTRUS demostró ser eficaz en más de 7 logs (99.9999%) contra porphiromonas gingivalis, actinomycetemcomitans, bacterias de alta relevancia en la enfermedad periodontal, y contra streptococcus mutans y lactobacilos, actores fundamentales para la generación de caries.

Una vez realizado el enjuague durante 30 segundos, la carga viral en boca disminuye en las siguientes 5 horas, propiedad por la que ha sido llamado “La mascarilla líquida”.

Este colutorio tiene como principio activo principal al D-Limoneno Bioencapsulado que se obtiene mediante una tecnología patentada por Brix Medical Science (Argentina). La EBE Technology es una biotecnología que permite inmovilizar biomoléculas complejas en un medio acuoso y con un pH óptimo, le otorga estabilidad a las biomoléculas y aumenta exponencialmente su actividad desengrasante superficial, disolviendo en segundos la membrada fosfolipídica de virus de envoltorio como el SARS-CoV-2.

Los resultados de eficacia que se han obtenido de los estudios permiten pensar que estos hallazgos serían extrapolables a todas las variantes de SARS-CoV-2. El coloutorio ha demostrado también su eficacia contra bacterias grampositivas y gramnegativas (aerobios y anaerobios), así como contra algunas levaduras y hongos como la Candida albicans. Una estrategia futura podría ser determinar su posible eficacia para ayudar a prevenir el aumento de la Mucormicosis, sobre todo en pacientes con Diabetes Mellitus que se encuentren afectados por Covid-19.

Es de suma importancia entender que usar un colutorio como este y mantener los protocolos de bioseguridad como el uso de mascarillas, el lavado de manos y el distanciamiento social, son un método sencillo y económico para reducir la velocidad de transmisión del virus causante de la Covid-19 y de otras patologías virales, bacterianas o fúngicas de la cavidad oral.

________________________________________________________________________________________________________________

El Dr. Enrique Jadad Bechara es Especialista en Rehabilitación Oral, investigador y conferencista internacional con práctica privada en Barranquilla, Colombia.

Artículos recientes de Enrique Jadad

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

advertisement
advertisement