Dental Tribune Spain

Procedimiento a seguir ante un cementoblastoma mandibular en la consulta dental

Por Leticia Marchena Rodríguez*, Marina Esther Sánchez Frías**, Bernardo García García***
July 15, 2014

El cementoma verdadero o cementoblastoma es un tumor benigno odontogénico. La lesión surge de elementos del ligamento periodontal y contiene colágeno, fibroblastos, hueso y cemento. Tiende a desplazar las corticales, produciendo dolor, radiológicamente aparece como una radiopacidad, circular, solitaria, bien definida y rodeada por un halo radiolúcido.

Su localización más común es en los premolares y molares mandibulares, rara vez lo encontramos en el maxilar. Se da por igual en ambos sexos. Si no se presenta sintomatología alguna; el tratamiento es la observación periódica del paciente.

PALABRAS CLAVE
Cementoblastoma benigno, cementoma verdadero, tratamiento endodóntico, displasia cementaría periapical, diagnóstico, tratamiento.

ABSTRACT
True cementoma or cementoblastoma is a benign odontogenic tumor. This injure arises from periodontal ligament elements and contains collagen, fibroblasts, bone and cementum. It tends to displace corticals, causing pain, it appears radiologically as a single, round radiopacity, well defined and surrounded by a radiolucent halo.
Its most common location is at mandibular premolars and molars, and it is rarely found in the maxilla. It is found equally in both sexes. If no symptoms are present; treatment is the regular observation of the patient.

KEY WORDS
Benign cementoblastoma, true cementoma, endodontic treatment, periapical cementum dysplasia, diagnosic, treatment.

INTRODUCCIÓN
El objetivo general es saber diagnosticar un cementoma verdadero o cementoblastoma.
El cementoblastoma o cementoma verdadero fue descrito por primera vez en 1927 por Dewey. Es un tumor benigno odontogénico. (1)
No presenta una predilección significativa en cuanto al género o raza. La lesión surge de elementos de ligamento periodontal y contiene colágeno, fibroblastos, hueso y cemento.
El cementoblastoma es un tumor de crecimiento lento, con una tasa de crecimiento de 0,5 cm al año y se caracteriza por presentar un potencial de crecimiento limitado. Tiende a desplazar las corticales, produciendo dolor. (2)
Tiene un buen pronóstico y presenta un aspecto radiolúcido patognomónico. Aparece como una radiopacidad circular, solitaria, bien definida, rodeada por un halo radiolúcido y la lesión se produce alrededor de la raíz del diente. En 1971 la Organización Mundial de la Salud (OMS) (3) clasificó las lesiones de cemento en 4 variables:
a. Displasia periapical del cemento.
b. Cementoblastoma benigno (verdadero cementoma).
c. Fibroma cementificante.
d. Cementoma gigantiforme.

embedImagecenter("Imagecenter_1_1300",1300, "large");

 

Aunque la clasificación actual de las lesiones de cemento publicadas en 1992 por la OMS (6,7 art.1) están basadas en la edad, sexo y las características clínicas, radiográficas e histopatológicas, así como la localización de la lesión. Esta clasificación se divide en:
1. Fibroma cementosificante.
2. Cementoblastoma benigno (verdadero cementoma).
3. El grupo de las cemento-óseo-displasias, que incluye la displasia periapical del cemento y la cemento-óseo displasia florida.

La OMS ha clasificado el cementoblastoma y el fibroma cementificante como las únicas verdaderas neoplasias del cemento. (4)
El cementoblastoma benigno o verdadero cementoma se manifiesta clínicamente como tumefacción ósea con o sin dolor, en el sector de la lesión. Se produce con más frecuencia antes de la 2º década de la vida y su localización más común es en premolares y molares mandibulares; dándose en raras ocasiones en el maxilar.
La lesión a menudo aparece solitaria, aunque hay autores que han descrito localización bilateral.
El cementoblastoma se desarrolla frecuentemente bajo dientes permanentes presentes en la arcada, si bien hay algunos casos descritos de cementomas en dientes incluidos y en dientes temporales también. (5)
El diagnóstico diferencial radiológico es con:
1. Patología periapical infecciosa.
2. Cementículos e hipercementosis.
3. Osteoma.
4. Osteítis condensante.
5. Hipercementosis severa.
6. Fibro-osteoma central y displasia fibrosa.
7. Endostosis , osificación concéntrica, osteoesclerosis.
Para el diagnóstico definitivo se obtiene tras un examen anatomopatológico. Se caracteriza el examen histopatológico por formación de tejido mineralizado, semejante al cemento, que contiene un gran número de líneas basófilas, así como espacios de tejido fibroso vascularizado y actividad cementoblástica. Hacia la periferia se aprecia una banda de tejido no mineralizado, con abundantes cementoblastos activos.

CLÍNICA
Crecimiento con expansión de las corticales que provoca dolor y que aumenta al palpar la zona. Los dientes relacionados son vitales.

TRATAMIENTO

El tratamiento varía desde observación hasta pasar por incisión quirúrgica con exodoncia del diente implicado. Se ha conseguido buenos resultados realizando la endodoncia y posteriormente la enucleación del tumor y apiceptomía.(2,6)

MATERIAL Y MÉTODOS
SE ha hecho una búsqueda bibliográfica en Pubmed, Scopus en los últimos 10 años; insertando palabras clave como “cementoblastoma benigno, verdadero cementoma, tratamiento endodóntico, displasia cementaría periapical, diagnóstico y tratamiento”. A propósito del tema, presentamos un caso clínico de la lesión que nos ocupa.

CASO CLÍNICO
Paciente varón de 35 años que acude a la consulta dental para una revisión odontológica de rutina y en las pruebas radiológicas, tipo ortopantomografia, detectamos la presencia de una masa radiopaca esférica bien delimitada del hueso por una delgado borde radiolúcido adyacente a la raíz mesial del 46 de grosor uniforme y otra masa radiopaca esférica asociado a la raíz del 35.
No presenta ensanchamiento de las corticales ni dolor a la palpación en ambos lados, por lo que se recomienda revisiones periódicas para vigilar un posible aumento de tamaño que presiones las corticales y en el que tengamos que hacer una enucleación de los tumores y posible endodoncia de las piezas dentales y apiceptomía respectivas.

DISCUSIÓN
Son tumores odontogénicos raros que se dan frecuentemente en pacientes en la 2º o 3ª década de la vida y rara vez en edad avanzada. Cuando un paciente se le diagnostica un cementoblastoma, el tratamiento de elección es la vigilancia o enucleación de la lesión.
En nuestro caso, al verse dia diagnosticado el cementoblastoma en una revisión de rutina en la que el paciente no presentaba ninguna sintomatología hemos optado por un vigilancia periódica del paciente y en caso de que fuese necesario; emplear una técnica conservadora que pueda mantener las piezas afectadas realizando una enucleación total del tumor, mediante una resección apical y un tratamiento endodóntico de los dientes asociados.(7)
El diagnóstico diferencial debe hacerse con la Enfermedad de Paget, Síndrome Gardner, Osteomielitis crónica difusa y con el cementoma gigantiforme.
En la Enfermedad de Paget, no aparece el halo radiolúcido alrededor de la masa radiopaca, por lo general es poliquístico y hay una elevación de la fosfatasa alcalina. (8)
El cementoblastoma no lleva asociado tumores en la piel, ni anomalías dentales ni cambios en el esqueleto, como en el Síndrome de Gardner.
En la Osteomielitis crónica difusa no se limita a la afectación de dientes y causa dolor y tumefacción unilateral. (9)
El Cementoma Gigantiforme tiene carácter familiar que lo diferencia del cementoblastoma. (10)
A modo de conclusión puede destacarse que el examen radiológico es importante para el diagnóstico del cementoblastoma, especialmente en los casos asintomáticos. El papel de los dentistas será el seguimiento de los pacientes diagnosticados y tomar las medidas necesarias para prevenir las infecciones dentarias.

BIBLIOGRAFÍA
1. Slimani F, Elboulhi M, Okerroum A, Lazreq H, Mahtar M, Karkouri M et al. Maxillary cementoblastoma. A case report. Rev Med Brux 2009;30:185-8.
2. Pynn BR, Sands TD, Bradley G. Benign cementoblastoma: A case report. J Can Dent Assoc 2001;67:260-2.
3. Gonçalves M, Pispico R, de Abreu Alves F, Lugao CEB, Gonçalves A. Clinical, radiographic, biomechanical and histological findings of florid cemento-osseous displasia and report of a case. Braz Dent. Vol 16. N.3 Ribeirao Pretoset./dez.2005.
4. Abdelsayed RA, Eversole LR, Singh BS, Scarbrough FE. Gigantiform cementoma_ Clinicopathologic presentation of 3 cases. Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol Endod 2001;91: 438-44.
5. Raspall G. Tumores de cara, boca, cabeza y cuello. 2ª ed. Barcelona: Masson;2000.
6. Ceballos Salobreña A, Bullón Fernández P, Gándara Rey JM, Chimenos Küstner E, Blanco Carrión A, Martínez-Sahuquillo Márquez A, García García A. Medicina Bucal Práctica. Ed.Danú.2000.
7. Kim JH, Song BC, Kim SH, Park YS. Clinical, radiographic, and histological findings of florid cemento-osseous dysplasia: a case report. Imaging Sci Dent. 2011 Sep;41(3):139-42.
8. White SC, Pharoah MJ. Oral Radiology: Principles and Interpretation. In: White SC, Pharoah MJ, editors. Diseases of bone manifested in the jaws. St. Louis, Mo, USA: Mosby;2009.p.437-40.
9. Neville BW, Damm DD, Allen CM, Bouquot JE. Bone pathology. In: Neville BW, Damm DD, Allen CM, Bouquot JE, editors. Oral and Maxillofacial pathology. St. Louis, Missouri: Saunders Elsevier;2009.p.641-45.
10. Sarmento DJ, Monteiro BV, de Medeiros AM, da Silveira EJ. Severe florid cemento-osseous displasia: a case report treated conservatively and literature review. Oral Maxillofac Surg. 2013 Mar;17(1):43-6.

 

Este ariculo fue publicado en Dental Tribune Nº.4 - 2014

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

© 2020 - All rights reserved - Dental Tribune International